INGRESAR

Los padres Josefinos de San Leonardo Murialdo somos una Congregación religiosa de derecho Pontificio de votos simples.
San Leonardo Murialdo nacido en la ciudad de Turín (Italia) que nació el 26 de octubre de 1828 y fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1851, desde niño fue muy sensible ante la amarga situación de los niños y jóvenes pobres, abandonados y con conflictos de adaptación.
  eonardo para salvar del error, del vicio, de la ignorancia y de la perdición eterna, comenzó a trabajar con estos jóvenes difíciles en el colegio de los artesanitos de Turín, de donde sacó algunos sacerdotes, diocesanos y Josefinos.
Para perpetuar este apostolado entre los niños y jóvenes; fundó la congregación de San José el 19 de marzo 1873. voló al cielo el 30 de marzo de 1900 y fue declarado santo por el Papa Paulo VI el 3 de mayo de 1970. los Josefinos continuamos su apostolado carismático en los países: : Albania, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos, España, Ghana, Guinea Bissau, La India, Italia, México, Rumania y Sierra Leone.

Nuestra Congregación tiene instituciones que se comprometen a formar una "COMUNIDAD EDUCATIVA" dinámica, donde se asocien en el diálogo y la confianza mutua, según la función de cada uno, Josefinos, Docentes, Estudiantes, Padres de Familia, Personal Administrativo y de Apoyo.

- LOS JOSEFINOS (C.S.J.),
como los principales responsables y animadores del espíritu de la Institución, nos proponemos realizar el proyecto apostólico del fundador que es: "Ser en la Iglesia y en el mundo, signos y portadores del amor de Dios a los jóvenes, especialmente a los más pobres".

- LOS DOCENTES,
sintiendo una especial sensibilidad por la juventud y como educadores cristianos, anhelamos ser ejemplo de bien, cultura, sabiduría y también animadores en actividades culturales, recreativas y formativas.

- LOS ESTUDIANTES,
al descubrir su propio proyecto de vida se convierten en los principales protagonistas de su desarrollo y receptores de la acción educativa. Es por eso que son objeto de cuidados, sacrificio y trabajo permanente de los Docentes y Padres de Familia, para ir formando los "Buenos Cristianos y Honrados Ciudadanos".

- LOS PADRES DE FAMILIA, son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos. El hecho de confiar sus hijos a este establecimiento, indica que optan por él, porque su axiología coincide con el cuadro de valores en que son educados sus hijos. Son, por lo tanto los principales colaboradores de las instituciones educativas de los Padres Josefinos de Murialdo.

- EL PERSONAL ADMINISTRATIVO Y DE APOYO
con su trabajo diario, ayuda a organizar el colegio en su adecentamiento físico en las gestiones económicas y con el personal a su cargo.

- LOS EXALUMNOS,
son parte integrante, sangre nueva de la Familia Josefina , por haber vivido la experiencia educativa. Hoy son testimonio de la educación recibida en el mundo.



Todos buscamos la formación integral del estudiante, es decir, una preparación completa para la vida: en la maduración de la fe cristiana, en su desarrollo físico, intelectual, moral y social. Con esta formación estará capacitado para responder positivamente a los requerimientos de nuestra sociedad.

Los padres de familia que matriculan a sus hijos en los establecimientos de los Padres Josefinos, persiguen los siguientes objetivos fundamentales:

1. EDUCAR CRISTIANAMENTE A SUS HIJOS

Los Padres de Familia, aceptan y se comprometen a ser ellos una familia cristiana y estimular a sus propios hijos en el cumplimiento de los deberes cristianos, especialmente el apostolado, el amor a María Inmaculada y la frecuencia de los sacramentos.

2. EDUCAR ADECUADAMENTE A SUS HIJOS

Los Padres de Familia se comprometen a exigir a sus hijos en casa el cumplimiento exacto de los deberes escolares: lecciones, tareas, deberes y demás actividades escolásticas y asistir ellos a las citaciones del Plantel. No hacerlo, significa no estar de acuerdo con el.

3. EDUCAR INTERIORMENTE A SUS HIJOS

Se comprometen a exigir de sus hijos puntualidad y asistencia, disciplina y buena conducta, honradez y sinceridad.

4. EDUCAR JOSEFINAMENTE A SUS HIJOS

Se comprometen a vivir un clima de familia, de amor y de unidad, y a favorecer un ambiente de serenidad y de alegría.
La Comunidad Josefina , para lograr los objetivos y valores fundamentales expresados por los Padres de Familia:

Ø
Selecciona a sus docentes, exigiendo de ellos vivencia cristiana, honradez humana, preparación académica y serenidad espiritual.
Ø Selecciona a los Padres de Familia, que den garantía de llevar a cabo, lo que ofrece y exige la Comunidad Educativa.
Ø Selecciona a sus estudiantes. Acoge cariñosamente a quienes quieren y se esfuerzan por lograr los verdaderos valores humanos y cristianos.

Recordemos que cada
año escolar está en nuestras manos.
Avancemos sin estancarnos.

Nuestros estudiantes, vuestros hijos tienen que ir adelante, crecer, madurar. Educadores y Padres; Colegio y Hogar; Josefinos y Familia, en unión caminemos juntos mirando con ilusión la meta a alcanzar en cada uno de vuestros hijos, en cada uno de nuestros estudiantes


Muchos son los roles que toda la familia humana debe desempeñar. Importantísimo, entre ellos, es el de asumir con plena conciencia la educación de los hijos.


Este es un sagrado derecho y un impostergable deber de toda familia verdadera. Derecho y deber siempre debe defender y nunca renunciar.


La Familia es la protagonista genuina y primordial de la educación de los hijos.
Claro que en tan sagrada misión la familia no está sola. Cuenta con otros apoyos y uno de ellos son las instituciones de los Padres Josefinos de Murialdo.

Nuestros Planteles desean que no se escatimen esfuerzos para potenciar los valores perennes de la familia; se siente vivamente motivado para apoyar, compartir y orientar la tarea educadora que los padres de familia tienen que realizar en favor de sus hijos que, por gracia de Dios son también nuestros estudiantes.

"Compartir la tarea educativa con la familia" será, por tanto, la preocupación viva y continuada que, en los años colegiales habremos de tener siempre presente los Docentes y cuantos laboremos en nuestras nobles instituciónes.

 

Con afecto  P. Msc  José Guerrero A